Me Encanta

martes, 24 de enero de 2012

apren de a vestir y parecer mas delgada

Vestirse bien significa sacar partido de los atributos y disimular los puntos débiles, cuando se tienen algunos quilos de más la ropa puede resaltarlos o disimularlos.
Aprender como vestirse para parecer más delgada tiene algunos secretos que te vamos a contar para que no compres lo primero que te tiente sin saber si esa prenda te sentará bien.
Los trucos para parecer más delgada se basan en el sentido común y tú misma vas a reconocer la ropa que te hace parecer más gorda y sabrás como evitarla.

* Vestirse de negro hace parecer más delgada, este efecto también puede lograrse, aunque en menor medida, con otros colores oscuros como el azul marino, gris, marrón chocolate, etc.
Los colores oscuros hacen parecer más delgada simplemente porque todo lo oscuro disimula y lo claro resalta, este concepto es básico y debes recordarlo siempre.
* La ropa de un solo color hace parecer más delgada debido a que unifica la silueta, por ejemplo una falda o pantalón y una blusa del mismo tono darán una apariencia más estilizada que si fuesen de dos colores diferentes.
* Si combinas los colores piensa en cuales son las zonas de tu cuerpo en las cuales esos quilos se notan más, si están de la cintura hacia arriba o hacia abajo y utiliza la prenda de color oscuro en la zona conflictiva y la más clara en el resto.
* Las prendas lisas hacen parecer más delgada, si tienes unos quilos de más es mejor evitar los carteles impresos frente al busto, las flores, las rayas horizontales, arabescos o mezclas de colores estridentes.
* Todo lo que represente volumen debe ser descartado como por ejemplo las faldas amplias, volados, plisados, fruncidos, mangas abullonadas o grandes cuellos.
Las faldas y los pantalones rectos hacen parecer más alta y delgada.
* Si quieres saber como vestirte para parecer más delgada también debes tener en cuenta los accesorios, es mejor que sean discretos, todo lo que recargue tu figura debe ser evitado.
No utilices a la vez grandes aros, colgantes, cinturones, infinidad de anillos y pulseras, esto acortará y ensanchará visualmente tu silueta.
* El largo de las faldas es importante para parecer más delgada, lo ideal es a la rodilla o apenas por debajo.
Los pantalones largos hacen parecer que las piernas son más largas y finas, en cambio los tipo capri acortan las piernas dando una apariencia más ancha a todo el cuerpo.

viernes, 3 de diciembre de 2010

trucos para vestir bien

Encuentra tu propio estilo.




Encontrar el propio estilo y saber resaltar la mejor parte de nuestra figura no siempre es tarea fácil (aunque lo parezca). Por algo el auge de los asesores de imagen ha sido tan fuerte en estos últimos años. Ya no sólo son las estrellas del espectáculo, que trabajan con su imagen, quienes buscan la asesoría de estos profesionales, sino también la gente común, que a lo mejor desea impresionar en un nuevo trabajo o al fin poder tener una nueva apariencia para la vida. La ropa es un fiel reflejo de la personalidad. Con ella manifestamos estados de ánimo, formas de pensar, etc. Y en ocasiones sucede que no sabemos cómo desplegar exterioramente eso que nos pasa desde dentro.


Qué debemos usar cada día, qué para una ocasión especial (fiesta, cóctel, casamiento, etc.) es el gran dilema de todas; porque aunque muchas tengamos el guardarropas repleto de prendas y zapatos, muchas veces nos resulta complicado saber qué nos queda bien. Es por eso que es necesario que otro nos diga qué prendas van para nosotras y cuáles no. Aquí te daré esta mini guía, práctica y fácil de seguir, para entender por qué algunas prendas van o no para tu tipo de cuerpo.
Primero hay que tener bien claro que lo importante no es vestir a la última, sino tener un propio estilo que sepa adaptar los distintos looks que propone la moda al cuerpo de cada una. Para poder elegir las prendas que mejor nos sienten debemos tener en cuenta la contextura física, qué queremos resaltar y qué disimular. Por ejemplo, las mujeres delgadas tienen la suerte de poder vestir prendas ceñidas al cuerpo o llamativas; mientras que las voluptuosas pueden llevar prendas entalladas pero no muy ajustadas al cuerpo y en colores neutros. En cambio, todas podemos sumar a la ropa algunos detalles que hagan hincapié en aquello que deseamos todos vean: desde algunos accesorios como collares y aretes, un buen maquillaje para resaltar la mirada o los labios, o un peinado llamativo (los peinados altos ayudan a alargar la estatura, mientras que los sombreros producen el efecto contrario). Hay que aprender a destacar esas partes del cuerpo que más nos gustan de nosotras, como los ojos (si los tienes de un color llamativo, resultará una muy buena idea utilizar alguna prenda del mismo tono para resaltarlos) o el cabello, el cual se puede destacar llevando alguna prenda del mismo color que éste




DESVIA LA ATENCION  Y MUESTRA LO QUE  TU QUIERAS .


Los expertos recomiendan, en primer lugar, desviar la atención de aquello que no se quiere que se vea, llevándola hacia otro lado que sí se desea mostrar. Esto no significa tapar ni ocultar, porque cuando se lo hace se consigue exactamente lo contrario. Entonces ¿cómo se hace para desviar la atención? para ello hay que elegir colores neutros, telas que no tengan mucho brillo ni estampados o bordados llamativos, y prendas holgadas, que no ajusten pero que tampoco tengan mucha tela. Para desviar la atención de alguna zona que no nos gusta se puede colocar algo vistoso en un lugar opuesto, por ejemplo una chalina colorida, un buen color para los labios, las uñas bien pintadas o un buen par de zapatos. En definitiva, se trata de acentuar los puntos fuertes y los encantos personales. Todas las féminas los tenemos, sólo hay que conocerlos. Para esto, algunos profesionales de la moda nos aconsejan que pasemos un tiempo frente al espejo para conocernos mejor, detectando aquello que debemos mostrar y aquello que no, probándonos toda nuestra ropa para dejar o descartar qué nos queda bien y qué mal, y así encontrar un propio look. Ahora vamos a aprender qué usar para cada tipo de cuerpo:
Mujeres bajas: hay que evitar todo volumen en la parte inferior del cuerpo, por lo que se deben descartar los pantalones amplios, las faldas campana por debajo de la rodilla y las faldas y los vestidos largos hasta el suelo; ¿lo ideal? los largos a la rodilla o por encima de ella (las faldas tubos) y con zapatos adecuados (elige los de pulsera, tipo stiletto con punta muy afilada, y no a las botas altas).
Hay que usar pantalones de talle alto o elegir uno de corte pitillo, ya que hacen más esbelta la anatomía. Arriba usa cosas cortas, como chaquetas, capelinas, etc. Se recomienda dejar de lado los grandes accesorios, como los bolsos muy amplios que desproporcionan la figura.Mujeres con mucho busto: conviene dejar de lado los escotes amplios, los grandes cuellos, las poleras y las camisas abotonadas hasta arriba. Lo ideal es minimizar en la parte de debajo de la silueta, no uses mini, sino elige los pantalones -anchos o rectos-; y lo ideal es llevar tacones altos, ya que languidecen.
Mujeres de poco busto: pueden usar prendas con diseños elaborados, mucho volumen, volados, estampados (de todo tipo), también poleras. En caso de tener además cadera ancha no usar todo ajustado, y elegir prendas de algodón o de lino, porque disimula. En la parte de arriba escoger mangas infladas, volados sobre los hombros, mangas murciélago, drapeados sobre el pecho, bordados, lentejuelas, etc. Puedes usar mini, pero no muy ajustada. No usar vestidos al cuerpo de telas tipo jersey, satén ni elastizados.
Mujeres de caderas anchas: se recomiendan las faldas o pantalones lisos -sin bolsillos, ni frunces ni recortes- y los vestidos que marcan la figura, pero que no acentúen el contraste, o aquellos de talla bajo el busto. Elegir camisetas, camisas o tops que sean más largos que la cadera y con algo neutro abajo.
Mujeres con kilos demás: los pantalones deben ser rectos y con la cintura a mitad del ombligo (deja los pitillos). Las faldas -cortadas al bies, evasée o estructuradas con gajos- deben estar unos centímetros debajo de la rodilla. Se pueden usar sacos que sean semientallados y a mitad de cadera. En cuanto a las texturas, elige algodón grueso, gasas, voiles y sedas. Respecto a los estampados y los colores, utiliza los colores más claros en la parte menos voluminosa del cuerpo y los oscuros en la más voluptuosa; evita los tonos muy brillantes porque hacen más evidentes esas partes que no se desean mostrar.

domingo, 14 de noviembre de 2010

aprobecha prendas y accesorios de otras temporadas

Ya hemos hablado de las prendas low cost – que podían adquirirse a solo un click de distancia – como una alternativa a la crisis económica que todas padecemos después del verano y de unas merecidas vacaciones. Pero otra propuesta aún mas accesible es la de usar las prendas de la temporada pasada, o bien, aprender a combinarlas.

 Llega el otoño y con él el cambio de temporada, y lo más probable es que quieras innovar un poco y cambiar de look. Entonces toma papel y lapiz y apunta. Nunca debes renunciar a verte bien y a la última moda, es la principal premisa para llevar a cabo estos tips.
Aprovecha las prendas básicas que nunca pasan de moda tales como los vaqueros, las camisas blancas, los pantalones negros, blazers y arma con todo ello diferentes conjuntos.
Si no quieres derrochar dinero, solo compra algunos complementos como un bolso nuevo o un cinturón, para darle un toque único a tu ropa de la temporada anterior, tanto que hasta parecerá recién estrenada.
Por otra parte, desde aquí te animamos a que saques tu lado creativo y que incluyas en este proceso a aquellas prendas que más te aburren. Un lacito en una camiseta, unas lentejuelas en el bolso son detalles simples que pueden cambiar totalmente tu look.

Por último, ten en cuenta que en esta temporada otoñal tu gran aliado es el fulard. Está muy a la moda y se encuentra en varios colores y estampados a muy buen precio. De esta manera, cambiando el fulard y algún complemento, pese a que lleves las prendas del año anterior, tu outfit parecerá único e innovador. Seguro que nadie repara en que repites los modelos de la temporada anterior.
¡Anímate a variar tu estilo y verás que fácil y divertido te resulta! No olvides seguir al pie de la letra nuestros consejos y lucirás espectacularmente bella.

consejos para combinar la ropa y complementos

Consejos para combinar la ropa




Saber como combinar la ropa no es tarea sencilla. Se aprende con el día a día, hablando con amigas, leyendo revistas de moda, etc. Para el caso de los hombres, el asunto es mas complicado ya que no es un tema de conversación frecuente.
Muchas veces sucede que no tenemos noción de cómo combinar toda aquella ropa que tenemos, y aparece el miedo a quedar ridículos o fuera de moda.
Para que este miedo no haga que permanezcas una hora frente al espejo pensando que ponerte, aquí te damos una serie de reglas básicas del buen vestir, para combinar de forma adecuada tu ropa:


- Un ajuar básico, debe contar con un jean y un buzo oscuro, un par de zapatos legantes y otros sport, un pantalón negro de vestir y una camisa blanca.

- Si utilizas pollera o pantalones negros, no puedes usar cartera, zapatos y/o cinturón marrones.

- Los estampados no se combinan entre sí: si utilizas una prenda estampada, indefectiblemente la otra debe ser lisa. Lo mismo se aplica para prendas ralladas o a cuadros. Nunca utilices una camisa a cuadros con un pantalón rayado. Tampoco es válido utilizar dos prendas rayadas de dos conjuntos diferentes, solamente porque ambas tienen rayas.no olvides lo siguiente:






- Intenta que las medias combinen con el color de la camisa o buzo que lleves.

- Si usas zapatos negros, no utilices nunca medias blancas.

- No uses dos prendas oscuras, intenta que una de ellas sea más clara.

- Si utilizas dos prendas oscuras, procura realzar el conjunto con un accesorio (pañuelo, collar, etc).

- La cartera y los zapatos deben ir combinados. No puedes usar una cartera marrón y zapatos negros.

- Recuerda esto: el negro va con todo, aunque no mucho con el marrón y el azul.

Y por último, recuerda la regla principal a la hora de vestirte: sentirte cómodo!! Vestirse con ropa con la que no estamos a gusto hará que la luzcamos mal, así sea el mejor y más caro vestido. Para sentirte bien con tu vestimenta, tendrás antes que nada, definir tu estilo. A partir de ahí, encontrarás sin ninguna dificultad la ropa que más te guste, y los lugares donde puedes ir a comprarla.

lentejuellas y brillos

La lentejuela, diminuta, brillante y ochentera, es tendencia este año. No hace falta ser Suzy Menkes para darse cuenta. Es entrar en Zara y necesitar gafas de sol pues aquello parece el Space, y más en fiestas navideñas. No tengo nada en contra, de hecho soy fan, y más por la de agujas que se rompen al coser estos tejidos. Ahora bien, casi todo lo visto en las cadenas de moda de masas (high street) es bastante vulgar, por obvio. Americanas de lentejuelas, leggins de lentejuelas, faldas de lentejuelas. Se podria ir más allá, y si mi bolsillo estuviera en ese más allá y no en el más aqui, me agenciaria este par de vestidos que si brillan por especiales:
Esta maravilla de Hervé Léger con manga postiza con el que podemos ir tranquilamente a una fiesta remember de la Guerra de las Galaxias.

Lo gotico lo va petar

Lo gótico lo va a petar

Ya lo veiamos en los desfiles de Yves Saint Laurent del verano pasado…Y esperaros a la primavera del 2011…Por ejemplo, la marca sueca Cheap Monday ha fichado a la diseñadora británica Ann-Sofie Back como directora creativa. Esperemos por tanto vampíricos estilismos y pongámonos a rebuscar el pintalabios y el pintauñas negro. Lo del pintauñas dejó de ser tendencia en cuanto se lo vimos puesto a Victoria Beckham, pero a lo mejor habrá que hacer un poder y tirarse al rollo glam-goth. Por que a ver, ¿qué moderno que se precie no tiene unos vaqueros Cheap Monday? Eso sí,  sus líneas pitillo no quedan bien a todo el mundo, más bien sólo a los trendi-flacuchos estilo Franz Ferdinand.
Lo de Cheap Monday es de aquellas historias de “mira-vamos-a-coser-esto-y-ponlo-ahí-a-ver-si-se-vende”. En la trastienda de una tienda de vaqueros, dos hermanos suecos empezaron a coser vaqueros sin tratarlos con lavado a la piedra y con un patronaje la mar de favorecedor. Resultado: forramiento en un plis. Pega: los vaqueros parece ser que destiñen. No te los pongas en verano a 40 grados que dejas rastro en el asfalto, o lávalos unas cuantas veces con los trapos sucios.
Seguro que con la Sofie eso no pasa que los británicos son muy puliditos